Servicios de Transporte y Respiro Familiar

Servicio de Transporte

Cuando finaliza el servicio en la entidad, en horario de tarde, un conductor/a se encarga de realizar el transporte de los usuarios/as a sus domicilios familiares o hasta su lugar de residencia particular. Los lugares donde residen los usuarios/as comprenden toda la comarca norte de la isla, desde Icod de Los Vinos hasta Buenavista del norte y Realejos, y en horario de mañana y mediodía, desde Icod de Los Vinos – La Guancha hasta Los Realejos y Orotava. Para realizar dicho transporte la Asociación cuenta con dos furgones que son propiedad de la entidad.

Este servicio es sumamente importante, ya que sin él, la mayoría de nuestros usuarios/as no asistiría al centro debido a los pocos recursos económicos con los que cuentan.

Se llevó a cabo a lo largo de todo el año 2016, y se beneficiaron 38 usuarios/as y 38 familias.

Servicio de Respiro Familiar

  • Programa Respiro familiar.
  • Prestar un completo servicio de atención temporal a corto plazo a las familias.
  • Favorecer y mejorar la dinámica familiar y de pareja.
  • Evitar problemas o conflictos de desarraigo o deterioro en las familias.
  • Proporcionar soluciones ante problemas de crisis familiar o personal de un miembro de la familia.
  • Intentar aliviar las sobrecargas familiares en momentos puntuales.
  • Favorecer la integración de la persona con discapacidad intelectual.
  • Mejorar las condiciones ambientales familiares  y sociales de los beneficiarios/as.

APREME en su continuo apoyo a las familias ha desarrollado el programa de Respiro Familiar al que se pueden acoger todos los socios/as de la entidad. Con este programa se pretende ayudar a las familias en su atención a las personas con discapacidad intelectual proporcionándoles un servicio que les permita disponer de momentos de descanso, ocio, tiempo libre o ante  situaciones de necesidad que se puedan producir de manera inesperada.

Las familias que tienen bajo su responsabilidad el cuidado de una persona con discapacidad intelectual tienen las mismas necesidades que el resto de las familias. Buscando el pleno desarrollo de todos los miembros de la familia y tener una vida de calidad se crean los programas de Respiro Familiar que prestan una atención temporal y a corto plazo a su familiar con discapacidad intelectual.